The page you're viewing is for Spanish (EMEA) region.

The page you're viewing is for Spanish (EMEA) region.

La explosión de datos de IoT está cada vez más cerca: descubra aquí cómo pueden beneficiarse los proveedores de colocation

Martin T. Olsen •


En nuestra primera publicación sobre el informe, Los datos en el Edge Computing: el impacto de la nube y de IoT en la ubicación y demanda de los centros de datos, nos centramos en cómo el nuevo uso de la computación en la nube por parte de las empresas podría generar oportunidades para los proveedores de colocation. En esta publicación nos centraremos en qué implican los hallazgos relacionados con el Internet de las cosas para los proveedores de colocation con visión de futuro.

De los más de 700 responsables de la toma de decisiones en materia de TI encuestados para el informe por 451 Research, el 56 por ciento afirmó que al menos la cuarta parte de su capacidad de nube y centro de datos ya daba soporte a IoT.

Eso representa una enorme cantidad de capacidad para una aplicación que aún no se ha implementado en toda su dimensión. Solo el 33 por ciento de los participantes de la encuesta ha implementado el Internet de las cosas de forma amplia, mientras que el 26 por ciento lo ha hecho de forma limitada y el 38 por ciento se encuentra en alguna fase de la planificación.

Conforme esas implementaciones limitadas y planes se vayan ampliando, el porcentaje de la capacidad de TI que da soporte a IoT irá aumentando. El 99 por ciento de las empresas encuestadas esperan que al menos la cuarta parte de su capacidad esté dando soporte a IoT en dos años, y casi la mitad de ellas esperan que al menos el 50 por ciento de su capacidad dé soporte a IoT.

Cargas de trabajo de TI cada vez mayores

El IoT es probablemente el motivo principal por el que la gran mayoría de las empresas encuestadas esperan que sus cargas de trabajo de TI aumenten en los próximos dos años. Además, los enormes volúmenes de datos que se generarán van a forzar un cambio dramático para renunciar al almacenamiento de datos en instalaciones propias. Aunque casi tres cuartas partes de las empresas encuestadas almacenan actualmente los datos de IoT en sus instalaciones, se espera que este número se reduzca a solo el 27 por ciento dentro de un año. Esos datos se trasladarán a centros de datos de colocation y hosting en la nube, así como a la infraestructura del operador de la red y a dispositivos y sistemas ubicados en el edge.

El motivo para la definición de los arquetipos del edge

Tal y como dejamos claro en nuestro trabajo sobre la definición de los arquetipos del edge, muchas aplicaciones del edge, aunque se basan en la computación en la nube para el archivo de datos y el aprendizaje profundo, requieren una capacidad de TI distribuida que esté ubicada cerca del origen de los datos.

En el informe de Vertiv Definición de los cuatro arquetipos del edge y sus requisitos tecnológicos identificamos los principales cuatro arquetipos del edge que abarcan los casos de uso de Edge Computing más comunes. Estos arquetipos son Aplicaciones con uso intensivo de datos, Aplicaciones sensibles a la latencia humana, Aplicaciones sensibles a la latencia máquina-máquina y Aplicaciones cruciales para la vida.

Las aplicaciones de IoT (por ejemplo, edificios, ciudades y fábricas inteligentes) pertenecen al arquetipo Aplicaciones con uso intensivo de datos porque el volumen de datos generados hace que sea inviable o económicamente prohibitivo basarse de forma exclusiva en la nube para procesar los datos. Esto puede crear la necesidad de una capa de “niebla” entre el dispositivo y la nube. Tal y como se indica en el informe Los datos en el Edge Computing:

Los nodos de niebla, que son instalaciones informáticas situadas entre los generadores de datos de IoT y la nube centralizada, pueden incluir centros de datos micromodulares, así como centros de datos más grandes próximos a los dispositivos finales (cosas), incluida colocation y otras instalaciones alquiladas, además de puertas de enlace de IoT inteligentes. Los nodos de niebla pueden gestionar cargas de trabajo de IoT que generen volúmenes masivos de datos, cuyo transporte a una ubicación centralizada no es eficiente, además de cargas de trabajo de IoT que precisen poca latencia.

Aumento de datos de IoT: ¿cuál es la ventaja para los proveedores de colocation?

Así pues, queda claro que los volúmenes de datos del Internet de las cosas están aumentando, trasladándose fuera de las instalaciones y, en muchos casos, requiriendo que se procesen cerca del punto donde se generan. Como resultado de todos estos factores, los proveedores de colocation que cuenten con puntos de presencia distribuidos físicamente disfrutarán de cierta ventaja sobre los proveedores de nube centralizada a la hora de capitalizar la necesidad de capacidad de IoT.

Esa ventaja podría ampliarse por el cambio a las tecnologías inalámbricas 5G. El enorme volumen de datos generados por los miles de millones de dispositivos y sensores de IoT remotos y móviles crea el potencial de que las torres de telefonía móvil actuales evolucionen para dar soporte a un modelo de colocation distribuido gestionado por proveedores de colocation actuales o futuros.

Hoy ya existe la oportunidad para que los proveedores de colocation con visión de futuro empiecen a buscar y capturar la demanda de capacidad de TI que viene impulsada por las implementaciones de IoT. Según el informe Los datos en el Edge Computing: “Cabe prestar especial atención a los sectores y países con mayor proporción de empresas en las últimas fases de planificación de IoT. Es muy probable que estos posibles clientes estén calibrando el impacto de IoT sobre la capacidad y, por consiguiente, les interesen las opciones de almacenamiento y procesamiento de datos.”

¿Qué empresas tienen previsto gestionar el crecimiento de IoT?

Curiosamente, esos sectores y países suelen ser los únicos que actualmente cuentan con un reducido porcentaje de empresas que ya han realizado una implementación amplia de IoT.

Por ejemplo, China cuenta con un elevado porcentaje de empresas que han realizado una implementación amplia de IoT (55 por ciento) pero con un pequeño porcentaje (9 por ciento) de empresas en la última fase de planificación. En cambio, Reino Unido e Italia están por debajo del 20 por ciento en implementaciones amplias, pero están entre los países con el mayor porcentaje de empresas en la última fase de planificación, lo que los convierte en terreno fértil para los proveedores de colocation que estén posicionados para dar soporte a la computación en la niebla.

Entre los mercados verticales con mayor probabilidad de estar en la última fase de planificación se incluyen la administración pública y la educación superior.

Para obtener más información sobre cómo las empresas tienen previsto gestionar el crecimiento de IoT, lea el informe completo, Los datos en el Edge Computing: el impacto de la nube y de IoT en la ubicación y demanda de los centros de datos.

Artículos relacionados

Inicio de sesión de partners

Idioma y ubicación