The page you're viewing is for Spanish (EMEA) region.

The page you're viewing is for Spanish (EMEA) region.

Sosteniblemente fresco: Por qué los nuevos refrigerantes son clave para ayudar a los centros de datos a cumplir los objetivos medioambientales

Enrico Miconi •

El verano es tradicionalmente una época para ir de vacaciones (o este año, tal vez para quedarse en casa), disfrutar del sol y pasar buenos ratos con la familia y los amigos.

Sin embargo, en los últimos años, en algunas partes del mundo, los aumentos experimentados por el clima han mostrado sin buscarla una nueva cara del verano.

Este verano, varias partes del mundo, incluidos los Estados Unidos, Canadá y zonas del Reino Unido, han experimentado un calor extremo, mientras que en Alemania, en julio, sufrieron la peor inundación registrada en décadas.

Los expertos afirman que el clima extremo aumentará con el cambio climático. Para atenuar el cambio climático, todo el mundo, incluidos los centros de datos, deben desempeñar su papel en la reducción de las emisiones de carbono.

Para los centros de datos, esto significará hacer más con menos. Por un lado, deben ofrecer más potencia informática para dar respuesta a la creciente demanda de consumidores y empresas, y por otro, deben consumir a la vez menos energía y reducir su huella de carbono.

Sentir el calor: Normativas medioambientales y centros de datos

¿Cómo pueden los centros de datos, cada vez más grandes y más extendidos, cumplir con las nuevas normativas medioambientales sin que ello afecte a su rendimiento? ¿Cómo pueden crecer con confianza incorporando toda una ola de nuevas tecnologías informáticas intensivas como la inteligencia artificial (AI), la realidad virtual y el 5G? El paso a las redes móviles de quinta generación probablemente aumentará el consumo de energía total de las redes en un 150-170 por ciento para 2026.

Dependerá mucho del uso de tecnologías de refrigeración más eficientes. En todo el mundo, los gobiernos han comenzado a prohibir o restringir el uso de refrigerantes que producen muchas emisiones de carbono (con alto potencial de calentamiento global o “GWP”, como se conoce en la jerga industrial), como los hidrocarburos fluorados (HFC).

En Europa, por ejemplo, una normativa de la Unión Europea (517/2014) pretende eliminar gradualmente el uso de ciertos gases de efecto invernadero usados en los refrigerantes. China y Estados Unidos han introducido normativas similares.

El progreso hacia una infraestructura digital más sostenible será más fácil si la industria puede establecer estándares de eficiencia energética. El código de la Unión Europea para la eficiencia energética en los centros de datos podría contribuir a apoyar los avances en la sostenibilidad de las tecnologías de refrigeración.

Las iniciativas sectoriales voluntarias − como el denominado “Pacto europeo de Data Centers climáticamente neutros” elaborado por proveedores de infraestructuras cloud y operadores de data centers, contempla hacer que los centros de datos europeos sean neutros en emisiones de carbono para 2030 − siendo un paso en la dirección correcta.

Un futuro más ecológico

Algunos proveedores de data center, como Green Mountain de Noruega, también están al frente de esas iniciativas. Situado en las profundidades de las montañas de Noruega, la antigua instalación de almacenamiento de munición de alta seguridad de la OTAN se convirtió en un data center alimentado totalmente con energía hidroeléctrica.

Su exclusiva ubicación ofrece una gran ventaja a la hora de aprovechar las fuentes de energía renovables y minimizar los equipos de refrigeración necesarios para el funcionamiento con emisiones de CO2 cercanas a cero. Sin embargo, como todos los centros de datos, requiere sistemas de gestión térmica para mantener tiempos de actividad óptimos.

Green Mountain, uno de los data centers más sostenibles del mundo, se ha convertido recientemente en aún más ecológico al actualizar sus tecnologías de alimentación y gestión térmica en colaboración con Vertiv.

Tras una extensa investigación, los ejecutivos de Green Mountain visitaron los centros de experiencia de cliente de Vertiv en Italia para ver las tecnologías de Vertiv en acción y probar los rendimientos en condiciones pico. El resultado fue que Green Mountain decidió la adquisición de unidades perímetrales Vertiv™ Liebert® PCW de alta eficiencia de agua refrigerada para disponer de una capacidad de refrigeración total instalada de 5 MW. Las unidades Liebert PCW ofrecen altos estándares de eficiencia gracias a una combinación de las últimas tecnologías y un diseño interno que optimiza la aerodinámica de los componentes internos.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA) [1], [2], [3], los centros de datos desempeñan un papel fundamental en el epicentro de la innovación tecnológica, la eficiencia energética, las energías renovables y la economía de datos que impulsa la digitalización. Los operadores de data centers como Green Mountain se pueden tomar como modelo a seguir para acelerar una transición energética sostenible y allanar un camino que otros sectores que son altos consumidores de energía podrían seguir.

La última innovación en refrigeración de Vertiv

Como parte de los esfuerzos de Vertiv por la sostenibilidad de los data centers, hemos lanzado recientemente la última versión de Vertiv™ Liebert® AFC, una innovadora gama de chillers con tecnología inverter de tornillo y refrigerante ecológico. Se trata de chillers que consumen menos energía, con un nuevo refrigerante HFO que normalmente produce mil veces menos emisiones de carbono que los refrigerantes tradicionales. El chiller se instala fuera de los centros de datos, normalmente en los tejados de las instalaciones o en el perímetro del edificio.

El producto está disponible en varias versiones, lo que significa que puede adaptarse a diferentes climas (tecnologías de chiller, free cooling y free cooling sin glicol) y puede funcionar en un amplio margen de temperaturas, desde -25 grados Celsius hasta +56 grados Celsius.

Otras ventajas son la posibilidad de usar agua pura dentro del data center, lo que reduce el riesgo de contaminación medioambiental y asegura menores costes de instalación y serpentines de free cooling optimizados (serpentines un 25 % más grandes para maximizar el intercambio de calor usando aire ambiente externo como principal fuente de refrigeración), lo que asegura una mayor capacidad y más horas de free cooling, lográndose una mejor eficiencia estacional y menores costes operativos.

Otra ventaja es su tamaño. Liebert AFC es un producto hasta un 15 % más compacto que el estándar del sector, lo que significa que es más fácil de instalar en espacios reducidos. Sus configuraciones silenciosas y de bajo ruido, que minimizan la contaminación acústica en zonas urbanas y residenciales, se adaptan bien a las necesidades de las diferentes infraestructuras críticas, lo que lo convierte en un producto extremadamente versátil y altamente configurable. Además, Liebert AFC usa algoritmos informáticos para controlar el suministro de agua y la temperatura, optimizando la eficiencia de la unidad y permitiendo ahorrar hasta un 20 % en consumo de energía anual en comparación con una solución tradicional.

El mercado de refrigeración se calienta

La mejora del rendimiento medioambiental de los centros de datos ayudará a los gobiernos a cumplir ambiciosos objetivos de ser neutrales en carbono para 2050 o incluso antes.

Por ejemplo, en julio, la Unión Europea (UE) anunció propuestas contra el cambio climático destinadas a su impulso, con el objetivo de convertirse en un espacio neutral en carbono para 2050. Se contemplan planes para gravar con impuestos el combustible de los aviones y prohibir de forma efectiva la venta de coches de gasolina y diésel en un plazo de 20 años.

La UE también está revisando las normativas para los gases de efecto invernadero que se usan de forma generalizada para refrigerar centros de datos. Por ejemplo, la actual “normativa de gases F” − o “gases fluorados”, una familia de gases artificiales usados en muchas aplicaciones industriales − que se viene aplicando desde 2015.

La normativa limita la cantidad total de los gases F más importantes que pueden venderse en la UE a partir de 2015, reduciéndolos gradualmente a una quinta parte de las cifras de venta habidas en 2014 para 2030. Dado que existen alternativas respetuosas con el medio ambiente para muchos de los productos y equipos en los que se usan habitualmente los gases F, incluidos los centros de datos, esta ambiciosa reducción es alcanzable a un coste relativamente bajo.

La tecnología de refrigeración ha sido a menudo el héroe desconocido de los centros de datos y nuestras infraestructuras digitales. En la actualidad, a medida que los centros de datos se enfrentan a una creciente presión para reducir su huella de carbono y proporcionar a la vez mayor potencia informática, esa tecnología está atrayendo más atención. Nuestra última solución Liebert AFC con refrigerante de bajo GWP es un paso en la dirección correcta, pero queda mucho por hacer si nuestro sector pretende cumplir sus propios objetivos de sostenibilidad y eficiencia. Estamos deseando formar parte del debate y de las soluciones.

Artículos relacionados

Inicio de sesión de partners

Idioma y ubicación